martes, 20 de junio de 2017

La primera mujer graduada como ingeniera en Antioquia era vasca

Uribe y Echavarría son dos de los apellidos más comunes en Antioquia, al punto que solemos pensar que son típicamente antioqueños ya que ambos se encuentran bastante extendidos en la región.

El primero de ellos fue traído a finales del siglo XVII por tres hermanos oriundos del Valle de Léniz en Guipúzcoa (Juan, Martín y Vicente Uribe y Echavarría). El segundo en cambio fue introducido a la región por el vizcaíno Antonio Echavarría y Jáuregui más o menos por la misma época que el anterior (década de 1680).

Curiosamente, el apellido Uribe, como sucede con muchos de los apellidos vascos en Antioquia, a decir: Alzate, Arteaga, Berrio, Bilbao, Elizalde, Garay, García, Ibarguen, Irala, Irrisarri, Izaguirre, Landazuri, Larrea, Maturana, Ochoa, Salazar, Urrutia, Zulaica y Zuleta entre otros, habían venido no sólo en la era colonial sino que otros individuos que portaban estos apellidos migraron durante el siglo XIX y el XX. Incluso algunos como en el caso de los Alzate, se habían encontrado en la región con descendientes (de igual apellido y lugar de nacimiento) docientos o trescientos años después.

En concreto en la década de los años 30s del siglo XX inmigró a Medellín una familia que portaba el apellido Uribe procedentes de Ciudad de Guatemala, lugar donde se había radicado, en las primeras décadas del siglo, el bilbaíno Guillermo Uribe Echevarría, quien ejercía la profesión de contador. En este país centroamericano había conformado una familia junto a la guatemalteca de ascendencia británica María Teresa Bone.

Tiempo después esta familia se trasladó a Medellín, lugar donde Guillermo Uribe se vinculó a la empresa Cines Colombia, fundada con capital antioqueño, una vez que un grupo de empresarios de esta ciudad compraron en 1928, los equipos cinematográficos introducidos desde Europa por los hermanos italianos Di Doménico.

Durante el transcurso de la Guerra Civil Española, el bilbaíno Guillermo, según los informes confidenciales de los consulados republicanos, fue incluido en la lista de los elementos reaccionarios y contrarios a la II República, entre los que también se encontraban otros vascos residentes en Medellín como los vizcaínos José Urriola Arriaga, Daniel Urrutia Elortondo, Francisco Arteaga Mañoria y Juan Linaza Meabe, el alavés Silvestre Apodaca Ochoa y el guipuzcoano Antonio Luende Uname.

Uribe tuvo una hija llamada Rebeca, que había nacido el l 7 de julio de 1917 en Ciudad de Guatemala, la cual igualmente migró con su familia a Medellín, ciudad donde culminó sus estudios graduándose como bachiller en el Instituto Central Femenino, ubicado en el centro de la ciudad.

Además de esto Rebeca Uribe Bone es recordada por ser la primera mujer ingeniera en el país al graduarse el 19 de octubre de 1945, en la Universidad Pontificia Bolivariana, con el título de ingeniera química e industrial. Esta es sin duda una historia que merece ser resaltada toda vez que por aquella época la ingeniería era un área que tradicionalmente estaba ocupada por los hombres, siendo la vasca una de las pocas mujeres que durante este tiempo lograron no solo acceder a esta carrera sino en general en entrar a una universidad.

Rebeca se desempeñó como profesional del área de Calidad en los Laboratorios de la empresa Bavaria en la ciudad de Bogotá, posteriormente regresó a Bilbao, ciudad donde pasó hasta sus últimos días (8 de mayo del 2017).


Autor: Jon Erreka

No hay comentarios: