lunes, 14 de mayo de 2012

Los colonos y fundadores vascos del Valle de Aburra

La ciudad de Medellín (Antioquia) forma parte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, ubicado en un valle estrecho cercado por enormes y verdes montañas que alberga en su territorio 10 municipios que se extienden a lo largo de sus laderas y valles.
No está de más mencionar que algunos de estos municipios del Valle de Aburrá fueron fundados por vascos o sus descendientes, como es el caso de Medellín, cuya fundación fue iniciada por vasco Fernando de Montoya y Salazar, quien era alavés y se desempeñaba como gobernador de Antioquia. Sin embargo, fue otro vasco, el guipuzcoano de Eibar Miguel de Aguinaga y Mendigoitia quien fundó oficialmente a Medellín, cuando este remplazó en el cargo de gobernador a su antecesor Fernando de Montoya.
En la fundación de Medellín Miguel de Aguinaga mandó se realizara un censo de todos los pobladores que en el momento se encontraban habitando sus adscripciones territoriales, se encontraron unas 158 familias, con unos 3.500 habitantes. Entre las principales familias de peninsulares se encontraban varias formadas por vascos como la familia de los vizcaínos Martin de Chavarriaga, de la villa de Usurbil, Antonio de Ategortua (Atehortua), de la villa de Elorrio, Francisco de Ossa, de la villa de Elorrio y de Antonio Berrio, de Orduña; de los guipuzcoanos Matías de Lezeta, nacido en la villa de Éibar y Juan de Álzate, de San Sebastián. Como de otros vascos de los cuales se desconoce su lugar de origen como Francisco de Lizarralde, Jerónima de Goiz y Antonio de Legarda.
De Igual forma se encontraban familias formadas por hijos de vascos como Ventura de Maya, hijo del pamplonés Domingo; los descendientes de José Urnieta y Lezcano, Miguel y Juan de Lezcano; Francisco de Ospina, descendiente del áyales Francisco Martínez de Ospina;  María de Upegui, descendiente de Pedro Martínez de Upegui; Juan de Ochoa, descendiente del alavés Lucas de Ochoa. 
En el resto de las familias censadas en Medellín formadas por criollos y mestizos podemos encontrar apellidos que acusan un origen vasco como: Pedro Salazar, Gonzalo Muñoz, Alonso Muñoz, Francisco Henao, Albino Henao, Jacoba García, Rodrigo García, Miguel de Orrego, Miguel García, Feliciano de Urrego, Francisco Muñoz, Juana María de Mendoza, Francisco Muñoz, Marcelo Loaiza, Juan Taborda, Juan Nicasio Taborda, Francisco Aguirre, Elvira Mendoza, Isabel de Idarraga, Juan Beltrán, Nicolás Cano, Domingo López de Idarraga.
Entre los demas municipios del Valle de Aburra también podemos encontrar los apelativos vascos como protagonistas de sus fundaciones. Al norte de Medellín se encuentran los municipios de Bello, Copacabana y Girardota en los cuales se nota la fuerte presencia vasca desde sus primeros poblados. Por ejemplo,  Copacabana y Girardota al igual que en Medellín fueron fundadas por gobernadores vascos.. En Copacabana Francisco de Baraya y la Campa –que en este caso era hijo de un vizcaíno llamado Francisco de Baraya y Larrabe–, fue quien dio autorización para su fundación; mientras que en Girardota Juan de Dios Aránzazu nieto del alavés don Juan Blas de Aránzazu, participó en su fundación junto con otros municipios por fuera de la jurisdicción del Valle del Aburra como Campamento, Cocorná, Ebéjico, Entrerríos y Liborina.
Al sur de Medellín encontramos a Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas, municipios también de fuerte presencia vasca. Envigado por ejemplo fue fundado por Antonio Isaza, hijo del vizcaíno Juan Bautista Isaza; de igual forma, se le debe la fundación directa de este municipio a varias familias entre las que se destacan los descendientes del alavés Lucas de Ochoa, de los navarros Juan Bautista Barreneche y Francisco Saldarriaga Irigoyen, ambos oriundos de Berroeta, en el mítico Valle del Baztan.
El último municipio del sur es Caldas fundado por colonos antioqueños a mediados del siglo XIX, entre los que también se encontraban representados los vascos con los apellidos Barreneche, Echavarría, Montoya, Taborda, Upegui, Uribe y otros muchos que no dejaron familias como el caso del primer párroco que tuvo Caldas llamado José Cosme Zuleta.
Por esta razón es importante en el Valle de Aburra aquellos inmigrantes vascos, muy seguramente euskaldunes, que vinieron a colonizar y establecer familias en estas montañas que se les parecían a las dejadas al cruzar el atlántico.
Autor: Jon Ricaurte

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un articulo muy interesante. Soy del municipio de Caldas y me parece muy importante conocer el origen de sus fundadores y reconocer su ascendencia vasca. FELICITACIONES POR EL ARTICULO Y EL BLOG EN GENERAL.

ZORIONAK!

Anónimo dijo...

Un articulo muy interesante. Soy del municipio de Caldas y me parece muy importante conocer el origen de sus fundadores y reconocer su ascendencia vasca. FELICITACIONES POR EL ARTICULO Y EL BLOG EN GENERAL.

ZORIONAK!

Anónimo dijo...

Genial poder reconocer que nuestros ancestros son vascos, todos los apellidos citados en el articulo son muy conocidos en nuestro medio.
MUCHAS GRACIAS

Nomás dijo...

Saludos desde Euskal Herria. Soy de Medellín y vine a Bilbo a hacer una investigación sobre ambas ciudades. Esta entrada es muy útil para mi proyecto pero no tiene fechas de los momentos históricos. De ser posible, una bibliografía me vendría casi que milagrosa.

Gracias y Agur!